domingo 0 comentarios

Sólo palabras. Y no.

Imagen: Sara Gray.

Las palabras son nubes, van y vienen,
se dejan caer como lluvia sobre la página;
son tinta diluida, charcas que reflejan
sombras del pensamiento,
Y no.

Las palabras son tijeras: recortan lo que vemos,
contornos de espacios vacíos o llenos;
vacíos que adoptan
la forma de nuestros silencios.
Y no.
Las palabras son agujeros en la piel que nos separa,
remiendos en los párpados,
hilos que enhebran collares de esperanzas,
toboganes que conducen con vértigo
hacia dentro.
Y no.
Las palabras son ojos que palpan
lo que no puede ser tocado;
son huellas que marcan recorridos
en la arena de los labios.
Y no.
Las palabras son sólo palabras.
Y no.
sábado 0 comentarios

En vez de poner alas a las palabras

Imagen: Escultura (cerámica) de Johnson Tsang.


En vez de poner alas a las palabras
y hacerlas transparentes
para que en su fondo puedan verse
los barcos hundidos 
y los peces que avanzan contra la corriente;
en vez de poner alas,  ponemos cepos y trampas,
y añadimos tizones encendidos a su fuego,
o soplamos a su viento con un filo de navajas.
 En vez de poner alas a las palabras
para que marquen el camino
y ahuequen los silencios
en los que quepa la esperanza,
ponemos velos sobre los velos superpuestos,
y añadimos venenos a sus anclas oxidadas.
En vez de poner alas a las palabras,
las encerramos en sus jaulas doradas
y les ponemos su comida de adjetivos
y les pedimos que nos canten,
y les ponemos rota su agua.
lunes 0 comentarios

Hu-Manos

Imagen: Denis Sarazhin.



Abiertas hacia arriba,
bondadosas y receptivas,
o abiertas hacia abajo, 
precavidas y tanteadoras,
o cerradas, como puños
llenos de fuerza o de misterio,

las manos nos resumen, 

son semilla y son arado,
como la rueda es el néctar
del movimiento, las manos
son síntesis,
son esencia de los hu-
manos.

sábado 0 comentarios

Canción para una mañana enmascarada

Imagen: Miles Johnston.

 
Es una mañana de ilusión. 
La ilusión es vértigo.
Es una mañana de vértigo.
Encontré pensamientos 
encendidos como brasas
entre humo y ceniza;
encontré sentimientos 
como barcos vacíos  
arrastrados a la deriva. 
Es una mañana de sueño. 
El sueño es vida.
Es una mañana de vida.
Encontré un corazón sin peso
convertido en nube
a punto de rayo o llovizna.
Encontré venas ancladas
a gotas sin suelo ni lluvia
entre tormentas contenidas.
Es una mañana de mundo. 
El amor es mundo.
Es una mañana de amor.
Encontré caricias acumuladas
en las pirámide 
de todas las esquinas.
Es una mañana de ilusión. 
Una mañana enmascarada.


Una mañana de poesía.
viernes 0 comentarios

Sin título

Imagen: R


Libertad, Igualdad, 
Solidaridad:
¡cuánta esclavitud
y copias repetidas
y ‘tejemanejes’
en vuestro nombre!
sábado 0 comentarios

Recuerdo del 3 de marzo de 1976

No olvidamos



Cuando llegaron los ‘grises’, aquel 3 de marzo de 1976, yo estaba bajo los soportales del edificio que hay frente a la iglesia,  esperando, muy cerca del lugar en el que se detuvieron las furgonetas. Tenía 17 años y había acudido a la asamblea con la esperanza de encontrarme con algunos compañeros del instituto ‘Francisco de Vitoria'. En la estampida general, corrí junto a otras personas hacia el portal más próximo,  y enseguida -eran años de solidaridad- nos abrieron la puerta del primer piso para que nos refugiaramos de las primeras cargas que ya sonaban. 
Desde las ventanas de ese primer piso, mirando tras las cortinas de la casa, fuimos testigos directos de la acción de la policia; de pronto -creo que fue uno de los mandos- sacó su pistola y disparó hacia las personas que habían corrido -como nosotros habíamos corrido hacia el portal- hacia otro lado, hacia ese lugar en que ahora está la escultura que recuerda los hechos. 
Ese es mi recuerdo del aquel 3 de marzo. Por entonces, ya tenía costumbre de escribir poemas. Torpes poemas, tópicos quizás. En recuerdo de aquel 3 de marzo comparto hoy este poema escrito ese año 1976 (lo incluí en 'El Jardín Roto’ en 1977).

TODO EL AMOR DEL MUNDO

Todo el amor del mundo
estuvo retenido
entre uñas de hojalata
en un jardín de sangre.
Todo el amor del mundo
fue convertido en lágrimas
y acumulado
en una nube congelada.
Todo el amor del mundo
se perdió
en un laberinto de balas.
Todo el amor del mundo
fue rasgado
por los dientes del tiempo.

(De ‘El Jardín Roto’, 1977)


viernes 0 comentarios

Polvo organizado

Imagen: Thomas Barbèy

Si somos polvo organizado,
o restos de un soplido inacabado,
o remolinos arrastrados
por la corriente de un arroyo
de tiempo.
Si somos ríos de átomos y de células,
o cenizas de estrellas rotas,
entonces
esas nubes que vagan por el cielo
o la arena de la playa
o del desierto,
o ese polvo en la la carrocería de tu coche,
¿no serán -potencialmente-
seres con consciencia?

domingo 0 comentarios

Carencia y expresión

 
Imagen:  Russ and Reyn.

Todo es más expresivo
en la carencia;
la carencia, que es la raíz
del deseo;
el deseo, que es la tierra
en la que crece
el sentimiento;
el sentimiento,
que es la cristalización
de la emoción.
Y la razón ¿será quizás
sólo la sombra
de la carencia?
sábado 0 comentarios

Canción para burlar el silencio



Si me callase ahora, si me callase,
antes de construir este nido
de palabras y de deseos;
si me callase y no pudiera aportar
calor en su suelo,
con emociones y con sentimientos;
si me callase, si me callase ahora,
y no pudiera construir
una cáscara de pensamientos
para incubar luz en mis sueños,
si me callase ahora hasta el próximo silencio,
qué pajaro vendría a posarse en la rama
de los significados,
qué pajaro volaría siguiendo las huellas
de mis anhelos,
qué alas construirían o borrarían
mi destino de nieblas
y de acechos.
Cuando regreso a mí,  siempre encuentro
que la ausencia me ha cambiado;
del que fui sólo queda inercia
que se cuela
como cuco en nido ajeno
en la luz que me queda.
Si me callase ahora, si me callase,
apenas me daría cuenta
de esa inercia, ni de ese extraño canto
que resuena
en el nido de mi atención,
y lo desea y secuestra.
viernes 0 comentarios

Canción de lo que no tiene palabra

 Imagen: Anish Kapoor, Espejo del Cielo.


Las hojas cuando caen ¿qué dicen?
qué dicen cuando de nuevo brotan y crecen
y el viento las invita a ser olas.
Qué dice la luz cuando amanece
Qué, las sombras cuando se alargan
hasta llenar nuestras manos
de dudas o de esperanzas.
¿Qué dice la lluvia
cuando golpea la ventana?
Qué, el fuego cuando se eleva
o cuando se amansa.
Qué, el niño cuando corre,
la nube cuando pasa.
Qué dicen nuestros silencios.
Qué, las comas que merodean
los abismos de la palabra.

Están hechos de niebla
los oídos con los que escuchamos,
y de cera los ojos con los que miramos;
y como de animal herido son
las manos con las que tocamos.
Las manos ¿fueron quizás
algún día aletas y alas?
¿De quién son esas manos?
¿Quién es ese quién
que cuando toca añora el fuego,
el viento y el agua?
0 comentarios

Dos poemas para 'Diccionario subjetivo y de palabras inventadas'


Imagen: Ehsan Ganji.



CREE_ENCÍAS

Cree-
encías: 
parte carnosa
 -formada de pensamientos-
que envuelven
el cuello de los di
entes.

Su función: 
proteger y ayudar
en la sujeción, 
cuando los di
entes
muerden la realidad.


CUCHÁCHARA

Cucháchara:
mezcla de cuchara,
cháchara y cucaracha:
cucharadas a rebosar
de información deformadora;
contenidos obligados a tragar
cuya demanda
ha sido creada por ofertas
sutilmente envenenadas.
También, producción inútil
de pensamientos
que disfrazan la realidad
y bombardean con ignorancia
cualquier silencio.
miércoles 0 comentarios

Invenciones

Imagen: Todd Schorr.
 
 
En el mundo no hay puertas ni ventanas;
no hay mesas ni sillas ni zapatos ni paredes.
En el mundo no hay bolsillos ni etiquetas,
ni caminos hechos ni horas ni eras.
Todo eso son invenciones útiles
que juntos acordamos.
Por eso, desenfoquemos
de vez en cuando los ojos,
andemos un rato cada día con las manos,
o miremos con el tacto,
hasta desatar los nudos que esconden
los nombres que dimos a las cosas;
hasta curar las heridas que nos hicimos
por agarrarnos tan fuerte
a tanto.
sábado 0 comentarios

Expresar utopías


Imagen: Saeed Sadeghi.

Desde que los mercados
acomodaron sus pies
encima de la mesa de los estados,
y desde que los estados
en vez de democracias
parecen ser ‘demagocracias’,
se calculan ceros lanzando aros de humo
en la cara de las personas,
y se vende ese humo
como eslabones de cadenas
que nos atan en una caverna 
dentro de otra caverna.
Mientras se esfuman
las posibilidades de elegir de las personas jóvenes,
las posibilidades de elegir de las personas mayores,
las posibilidades de ser de las personas, 
las posibilidades de ser.
Aros de humo 
que son retóricos discursos aderezados de dialéctica
-y ya se sabe, la dialéctica no es la realidad-, 
aros de humo que son máscaras hechas de estadística 
-y ya se sabe, la estadística no es la verdad-. 
 Pero entonces, la poesía -el arte- 
¿no tendría que expresar utopías y distopías? 
para intentar sacudir por los hombros la realidad 
¿no tendría que expresar la utopía de la ecología 
y el respeto por la naturaleza? 
¿y a utopía de la democracia basada en el conocimiento
 y la libertad de pensamiento y expresión? 
¿y la utopía de la economía con su fondo de solidaridad? 
¿y la utopia de las artes como la necesidad vital?
etc...
viernes 0 comentarios

Resonancias

Imagen: William  Blake, Hombre flotando boca abajo (1794)


 

Habrá que volver a leer
lo que escribe la luz
en los contornos imprecisos
de las sombras;
leer lo que susurra cada canción
detrás de su cáscara de silencio,
o lo que escribe la lluvia
en las grutas de los desiertos.
Leer de dentro hacia fuera,
sin interferencias,
como leen el mundo los volcanes
y también de fuera hacia dentro
como lo leen los cometas.
Y si nos sentimos solos,
si el tacto no encuentra
la escalera hacia el cielo,
no importa, lo de arriba
y lo de abajo
se corresponden -ya se sabe-,
y entre sí resuenan
átomos y estrellas.
martes 0 comentarios

Para ver, cerrar los ojos


 

(Comparto aquí otro de los 17 poemas escritos
 para el libro de la exposición de la Suite Menut de Santos Iñurrieta. 
El libro está a la venta en la librería
 Zuloa Irudia https://bit.ly/2xRYvf4, de Vitoria-Gasteiz)

Para ver hay que cerrar los ojos
y caminar hasta el fondo de la caverna,
encender el fuego para alumbrar los muros
y observar como se agitan las sombras,
hasta anclar la mirada
en los espacios desnudos.

Y empezar a pintar como fue en el principio,
para ir más allá de las espirales y los deseos,
más allá de los límites de las telas de arañas;
pintar como fue en el principio, juego
cuya única regla era
cerrar los ojos y mirar.
0 comentarios

Perro azul

Imagen: Santos Iñurrieta (Suite Menut).


Doblete de Santos Iñurrieta: exposición en Zuloa, con La Suite Menut, compuesta de 17 dibujos que han dado pie a 14 lienzos, 3 serigrafías, 17 poemas de Benito Herreruela y 15 esculturas de Patxi Aldunate, se expone por primera vez en Espacio Zuloa de Vitoria-Gasteiz (Del 28 de septiembre al 24 de noviembre en Zuloa) y KAJIKA´S (Del 27 de septiembre al 12 de noviembre en ZAS Kultur Espazioa).

Os adelanto aquí uno de los 17 poemas que he escrito para La Suite Menut de Santos Iñurrieta, con el dijujo al que corresponde:

PERRO AZUL

Le digo que se calle,
que se esconda.
Le hablo con la boca de una serpiente
que sale de mi espalda.
Le digo que se vaya,
que desaparezca por la ventana,
por el agujero abierto al arte,
por el puente tendido
a la mirada.

Le digo, deja de lamer mis sueños,
deja de morder el mundo
para que hable.
Le digo, me quedaré
sin mundo y sin boca
si sigues mordiendo sin dientes
cada instante.
domingo 0 comentarios

Así, el poema


Imagen: Remedios Varo, La creación de las aves, 1957.


Un poema es algo tan frágil
como el ala de una mariposa,
o como un hoja al final del verano;
tan frágil como una gota de agua
si la tocas, o como una flor
si la soplas,
un breve brisa de racionalizaciones
posibles o imposibles,
un golpe de frío o de calor,
una tormenta eléctrica o dialéctica,
bastan para que se deshaga
y se convierta en nada.
Pero intenta luego
colocar en su sitio el ala,
o coge los pétalos caídos
y rehaz la flor,
o prueba a poner la hoja
en su rama.
Así, el poema.
viernes 0 comentarios

Creencias


Cada cierto tiempo 
me ocurre:
todos mis asideros,
mis razonamientos,
se craquelan,
-magro sobre graso-.
No desaparecen,
-y puedo seguir utilizándolos-
pero dejan ver un fondo
que no reconozco como mío.
No me inquieta.
Soy buen degustador
de lo desconocido.
Pero pienso entonces
que nuestras creencias
-sean las que sean-
son manos
que tapan nuestros ojos
y son también dedos
que taponan nuestros oídos.
0 comentarios

Todos los poemas son poemas de amor


Imagen: "Sígueme   Follow Me", técnica mixta sobre zapato hecho de fibra de vidrio, Costa Magarakis


Ya sé. He escrito pocos poemas de amor.
Aunque quizás -prefiero pensar
como afirmaba Pessoa de las cartas-
-decía ‘todas las cartas son cartas de amor’-
quizás -ahora sumo-
todos los poemas son poemas de amor;
y también -ahora resto- todos los poemas
son poemas de desamor.
No hay sueños sin sueños de amor
-aulló Allen Ginsberg. 
Nadie duerme sin sueños de amor.
Pero no es excusa para tantas mentiras
en las canciones de ‘amor', no es excusa
para tantos mentirosos y tópicos
poemas de ‘amor'.
Tampoco para lo contrario, los poemas 
anclados en la rabia del desamor.
Basta ya. Hartos estamos -lo digo de verdad-
de los poemas 'de amor y desamor'.
Aunque quizás todos los poemas
son poemas de amor. Y de desamor.
domingo 0 comentarios

Escribo para mantenerme vigilante

Fotografía: Masao Yamamoto
 
Escribo mientras observo cómo escribo.
Escribo para ser testigo de cómo pienso
y para observar cómo siento, cómo hago.
Porque escribir es un hacer,
y también es un no hacer,
que nos mantiene vigilantes.

Escribo para desprogramarme,
para entender la inercia que me lleva.
Escribo para ser,
para adueñarme
de la atención que me crea.

Escribo como si susurrara,
como si gritara, como si callara;
escribo para callar mejor,
para susurrar y gritar
con mejor talante.

Escribo para ver, para saber.
Escribo para hacer queriendo
lo que mi energía sabe,
o para saber hacer lo que quiero,
o para saber lo que mi querer hace.

Pero no escribo para publicar,
sino para intimar,
para intimar sobre todo
con los muchos que soy
y observar sus máscaras
y sus posibilidades.

Escribo para mantenerme vigilante;
vigilante frente a la tiranía de todos los ‘yos',
vigilante frente a la tiranía de los otros,
vigilante frente a la tiranía,
vigilante frente,
vigilante.

martes 0 comentarios

Caleidoscopios con forma de esfera



Fotografía: Benito Herreruela

El arte crea lenguajes
que son caleidoscopios deslumbrantes.
Cada vez que los agitamos,
percibimos nuevos asombrosos significados.
Algo en nuestro instinto colectivo
nos impone,
a modo de anclas o banderas,
diseños únicos para reconocernos
en cada época.

Sin embargo, los caleidoscopios del arte
no tienen forma de tubo:
el arte crea lenguajes
que son caleidoscopios con forma de esfera;
desde cualquier punto que se mire
se contempla la misma humana
caótica coherencia.
Y el arte, como el magma del volcán,
siempre surge
desde ese centro de la esfera.
miércoles 0 comentarios

Intimidad


Un acercamiento modesto -casi erótico- 
al interior de la seducción callada de la flor.











martes 0 comentarios

Mariposas



Son discretas y silenciosas. Echan a volar en cuanto perciben un mínimo movimiento. Las sigo a unos metros de distancia, hasta que se cansan un poco y necesitan resposar un breve tiempo. Entonces me acerco cuanto me permiten y las fotografio sin utilizar el zoom.
Algunas mariposas fotografiadas durante estos días de junio en el Bosque de Armentia.
















lunes 0 comentarios

Amapolas




Cómo disfruto de su color estos días
cuando las veo.
Más tarde, ya en casa,
de emociones y deseos me hablan las amapolas
cuando las sueño.









 
;