lunes 0 comentarios

Esto no es un poema (2)


Imagen: Anidación de aves en el templo de Horus, en Egipto.

Creamos realidades socialmente. Las creamos compartiendo lenguajes. Las organizamos y mantenemos cuando damos y recibimos palabras e imágenes,  gestos y signos, símbolos y señales. 
Creamos realidades. Tantas veces con uñas, con ojos sin pápados, con dientes. Creamos realidades. El arte bien lo sabe. El arte de cualquier cultura, de cualquier tiempo. El arte, que no es la realidad. Tampoco soy de los que piensan que la realidad es arte.
El arte es sólo la Gran Metáfora. Nos habla de cómo creemos y cómo creamos. La realidad está al otro lado del puente, esperándonos. La Gran Metáfora está en los museos, en las cuevas, en los templos, en los teatros, en los libros; la Gran Metáfora está en la calle.
Creamos realidades socialmente. Las creamos también a través de vacíos, de ausencias y silencios. Vacíos que son el hueco del nido en el que incubamos la metáfora. Ausencias que son vuelos en busca de ramas para construir nidos. Silencios que son protección para permitir el crecimiento de lenguajes.
Construimos realidades. Es decir, construimos relatos. Porque ¿qué podemos hacer sino interpretar, reinterpretar y sobreinterpretar, una y otra vez, la experiencia?

(Para el Día Internacional de los Museos 2020)


0 comentarios

Un poema apunta a una emoción, pero los ojos prefieren mirar el dedo.



Imagen: Wolfgang Lettl.


Los poemas, hermanos de la música, también piden como ella que ser repetidos; piden ser releídos y reinterpretados una y otra vez, en tiempos y espacios diferentes. Ocurre así probablemente porque los poemas necesitan adquirir presencia, para llegar a ser acompañantes -como su hermana- del pensamiento y el sentimiento; necesitan acoger, como un nido a un pájaro,  a la emoción de alas inquietas o agotadas.
Como en la música, en un poema la repetición de su edición y su relectura es esencial para que suceda el encantamiento, que no es otro que el de aspirar a ser compañia justo en el momento en el que se necesita un significado no racional de una experiencia o de un silencio. 
Personalmente prefiero la lectura interna -valoro la poesía espectáculo, pero soy más lector que público, y más pájaro que rebaño-,  prefiero la lectura íntima, en silencio, y vuelvo una y otra vez, casi cotidianamente, a los autores y a los poemas que en algún momento en mí resonancias. 
Permitidme que de vez en cuando repita algún poema. No es mi intención con ello darme ninguna importancia. Mi única aspiración es que sea escuchado con el mismo derecho que una canción, y que encuentre en esa escucha su merecido significado de ser un abrazo de lo simplemente humano.
jueves 0 comentarios

Las bocas, como un cuadro de Francis Bacon


Imagen: Francis Bacon, 1952.

Los ojos, cerrados. 
Los dedos ocupados
en mantener bajados los párpados.
Los gestos, anestesiados 
por la repetición obsesiva de los actos mecánicos.
Los dientes, desgastados
de tanto morder con ansiedad los huesos de los sueños.
Los pies, cansados
de ir y de venir de aquí para allá
persiguiendo y postergando deseos.
Mientras, el corazón
como una ciudad bombardeada:
ventanas que cuelgan sin sus casas,
puertas abiertas sin sus manos,
pájaros sin sus alas posados sobre escombros.
La vida que se enreda, 
no sé si buscando luz o sombra,
se enreda como hiedra que escala; 
no sé si crece o decrece,
no sé si hacia dentro o hacia fuera,
la vida que se enreda 
entre muros rotos y humeantes, 
entre objetos con anzuelos camuflados
entre dulces silencios imantados.
Los ojos, cerrados. 
Las manos, atadas.
Y las bocas, aunque hablan y hablan,
y chillan y muerden y sangran y atacan,
las bocas, como un cuadro de Bacon 
colgado en el perfil de una sombra.
sábado 0 comentarios

Esto no es un poema (1)

Imagen: Simon Becke.



Ese empeño de confundir la vida con lo lleno,
con el ruido y con lo rápido,
deja el vacío muy lleno de errores,
deja mucha inercia en los actos,
y deja, sobretodo, permitidme la metáfora,
lleno de todo tipo de plásticos
el silencio.

Por eso, de vez en cuando, reivindiquemos
nuestro derecho a entretenernos sin mediadores,
a ejercer de curiosos sin pantallas de por medio,
a asombrarnos con los cinco sentidos;
reivindiquemos el elegir lo que nos interesa
haciendo uso de nuestros propios recursos;
y reivindiquemos también practicar
nuestro derecho a no hacer nada
-frente a los otros, porque con nosotros
posiblemente ya lo hacemos-,
y a caminar despacio
sin ir
a ningún sitio.
jueves 0 comentarios

¿Nueva normalidad?


Imagen: Rui Pantha


A mi tampoco me gusta la expresión ‘nueva normalidad’. Tendría sentido -no sé- si estuvierámos saliendo del franquismo, por ejemplo, o saliendo de un cuelgue, o de una patológica dependencia de alguna droga. Tendría sentido -no sé- si decidiéramos dejar socialmente alguna de nuestras muchas dependencias patológicas colectivas, por ejemplo el consumo de petróleo, o la dependencia del coche, o el consumo colectivo patológico de televisión, o la patológica dependencia de empequeñecer a los demás para sentirnos más grandes, o cosas así. Ante esos ejemplos, estaría dispuesto a adeptar esa expresión. Pero sino, suena, socialmente, como esa dudosa expresión 'y de prontro fui otro', que suele ser una expresión de interesada despersonalización.

Por eso, pediría -lo digo así, en condicional, pues se que esto no va a llegar a ningún lado- que el objetivo del final de las fases de la llamada ‘desescalada' no se denomine así, que se llame ‘normalidad’ a secas.

Sabemos por experiencia que los sucesos de la vida, sean personales o sociales, producen cambios en la normalidad siempre, día a día, año a año. La llamada ‘normalidad’ habitual nunca es fija, sino variable, y está marcada por sucesos personales y sociales que nos exigen cambios en la interpretración de la realidad. Esa variabilidad tendría que ser el destino de todo este esfuerzo social y personal. Pero que siga siendo ‘normalidad' es lo deseable. A secas.

Hasta llegar a la normalidad, propongo que se utilice la expresión 'normalidad alterada’ o 'normalidad forzada’ o ’normalidad viral,’ o alguna expresión así, siempre dando a entender que se trata de pasos de un proceso -que sin duda es necesario atravesar- para llegar a la normalidad.
sábado 0 comentarios

La tristeza y el agua

Imagen: Francis Bacon.



La tristeza y el agua se parecen
como se parecen el viento y el pájaro, 
la llama y la alegría, 
la sangre y la guerra.
Sus transparencias reflejan lo que las rodea
mientras distorsionan ligeramente
las formas y los significados.
Como el agua, 
la tristeza también se estanca, 
pero otras veces corre
y salta en cascadas,
y se evapora y llueve.
La tristeza y el agua se parecen.
Las dos son naturales y necesarias, 
las dos adaptan su forma al continente 
que la contiene;
las dos mojan y siempre pasan
y como ocurre con aquel baño en el río
-se sabe-,
tampoco nos bañamos
en la misma tristeza
dos veces.
jueves 0 comentarios

Libres libros


Imagen: Instalación de Chiharu Shiota


nube de conexiones textuales
red entre pensamientos
puente entre soledades
tela de araña ensalivada
con palabras y silencios
conversaciones en la distancia
encuentros fuera del tiempo
encuentros que letra a letra nos señalan
el camino de fuga o de regreso
libres libros


Improvisación para el día del libro 23/04/2020.
(Los libros y las plantas están siendo para mi dos buenas alas en esta cuarentena que ya pasa de cuarenta... -También la música y la pintura- Ánimo. Abrazos.
0 comentarios

Agradecimiento

Imagen: Denis Sarazhin manos.


Estuve recogiendo una medicina el pasado miércoles en la farmacia del Hospital de Txagorritxu. Con previsión, con mascarilla, con guantes, con miedo.
Paradojicamente todo estaba más vacío y tranquilo de lo que suelo encontrar. Por ejemplo, por primera vez subí solo en el ascesor hasta la cuarta. Por ejemplo, esperé menos que nunca mi turno, incluso fui atendido antes de la la hora asignada sin ningún problema. Todas las personas que encontré estaban más amables de lo normal, positivas y agradecidas, como quizás ocurra después de una batalla -qué sé yo de batallas, pero si sé que todas las batallas son grandes batallas. Unos a otros se preguntaban, y me preguntaban, qué tal qué tal, y expresaban sus buenos deseos y sus buenas esperanzas.
Fui silencioso y con respeto. Y en silencio y respetuoso, y agradecido -esto tantas veces se me olvida-, volví a mi confinamiento en casa.
No tengo ninguna duda. A este virus, pensando en proyección -y vista la actitud de los luchan muy cerca de él en el día a día- ya lo tenemos vencido. Quede como quede el campo de batalla. Pero esa es otra canción. 
Sólo expresar gracias. Y decir que es posible que la solidaridad sin interés -la solidaridad natural-  quizás sea la más bella expresión del amor.
lunes 0 comentarios

De paradas y paradojas

Imagen: Ciro Palumbo.


De pronto, la mutación de un virus
nos ha apartado de nuestro camino
(a veces la naturaleza nos devuelve
los gestos incoscientes
con que nosotros la tratamos).
Un invisible virus nos recuerda 
que lo invisible también existe
y nos obliga sin elección a pararnos. 
Así, frente a nosotros mismos,
abrazados sin remedio a nuestra luz
y a nuestra sombra,
sin reflejarnos por unos días
en el espejo de los otros,
tal vez nos recreemos, nos veamos.
Extraviar el centro del día a día
-que nos ayuda a llevar lo desconocido-
quizá borre por un tiempo algunas respuestas
y nos renueve airadas algunas preguntas.
Menos mal que a estas alturas
sabemos que la muerte siempre acaba
afirmando la vida,
y que toda presión acaba en expansión,
y que toda prisión voluntariamente construida
ayuda a que crezca:
el saber hacer lo que uno quiere,
el querer hacer lo que uno sabe,
con amor y libertad.
Me manejo bien -ya veis- con las palabras,
pero en realidad -os aseguro- 
no sé cómo acabar 
-sin decir lo que ya se sabe-
este poema.
martes 0 comentarios

Un poema es tan poca cosa

 
Imagen: Pawel Kuczynsk.

Un poema es tan poca cosa. Es además una ‘cosa' que se recibe tan llena de prejuicios. De prejuicios generados por el peso de la Historia, por su gravedad; o prejuicios generados por una cultura acostumbrada a dar importancia al yo que habla, atrapado en las órbitas lógicas del lenguaje. 
Un poema es tan poca cosa.También pre-juicios que son sólo ignorancia disfrazada de ecos de ecos de otros tiempos que no son ahora.
Un poema es tan poca cosa.Qué decir de su insignificancia frente a esta pandemia que ahora vivimos. Un auténtico poema es como una incisión con el bisturí de la palabra en el cuerpo de lo Humano, con todos los riesgos que esa apertura tiene, riesgos de infecciones y riesgos de dolor, pero también con el riesgo de poder sembrar en esa herida semillas de esperanza.
Un poema es tan poca cosa.Tan poca cosa que un mal poema, o un mal libro de poemas hecho sólo para el engorde de un yo, no tiene ninguna importancia. Y fácilmente cumple su objetivo, sin ofrecer nada, ninguna esperanza.
Un poema es tan poca cosa: la única importancia a la que puede aspirar un poema es a llegar a ser presencia, como presencia en el día a día son tantas obras de arte, tantos buenos poemas, que dan expresión a lo que sentimos, a lo que pensamos, a lo que hacemos. Entonces un poema manifiesta su verdadera energía, esa energia que transforma en fuerza la esperanza.
Sólo sólo entonces un poema deja de ser tan poca cosa. Sólo entonces un poema logra llenar silencios de sentido, de importancia. Pero eso ocurre tan pocas veces.
Tantas veces, un poema es tan poca cosa.

viernes 0 comentarios

Canción retórica


 
Imagen: 'Authenticity',  de Christo Dagorov.

Cómo encontrar la palabra concreta, 
la palabra transparente, que no mienta.
Cómo encontrar la palabra precisa,
la palabra que sea
mar para el pensamiento,
cielo estrellado para la emoción,
tierra fértil para el acto,
y caricia y viento para el sentimiento.
Cómo encontrar la palabra sincera,
la palabra que no craquele la mente
por miedo al silencio, al vacío o la ausencia;
la palabra humilde, que no convierta
en un queso de gruyére la conciencia.
Cómo encontrar la palabra ligera,
la palabra sin imperdibles, sin cadenas, 
que no sea como un globo hinchado 
pegado en los labios,
que al crecer rompa el cielo
dejando sólo humo y ceguera.
Cómo encontrar la palabra concreta,
la palabra que no sea una espada afilada
que corte en dos cada sueño 
como lo cortan las guerras,
la palabra que no sea una trampa
en el bosque de los significados,
ni una telaraña de reflejos ensalivada
en las ramas de las venas.
Cómo encontrar la palabra concreta,
la palabra transparente, que no mienta.
jueves 0 comentarios

Recapitulación


Imagen: Ayhut Aydogdu.


‘Des-
escribir' todo lo escrito, 
letra a letra, sílaba a sílaba, hacia
atrás, 
leyendo al revés todo lo dicho:
ohcid ol odot séver la odneyel.
Leer también al revés
la insoportable simetría de los espejos
y el vértigo
en los silencios entre lo escrito,
y observar con detalle el hueco que dejan
-los espejos, el vértigo-
sin el cual no cabría en los labios
ni una expresión más, 
ni un sólo vacío 
para otro verso. 
‘Des-
pensar’ entonces todo lo pensado,
y hacer de ese estado un sitio
para construir un gran nido,
y en él incubar -una vez más-
el huevo del ser,
del ser desnudo y primero
que siempre fuimos.
Finalmente, escribir lo no escrito
en los espacios recién reseteados,
escribir lo siempre callado, 
incluso lo sin nombre.
Y por fin borrar para siempre
todo lo escrito.
sábado 0 comentarios

Esperanza


Imagen: Marioneta de Paul Klee.

(Las esperanzas (...) son como las estatuas
 que hay que ir a verlas
 porque ellas ni se molestan. 
Julio Cortázar.)
   

En estos días
sólo soy una esperanza, 
una estatua
puesta en el fondo de un mar sin nombre,
una esperanza que sabe
que nadie vendrá a visitarla porque
habita en profundas aguas.
Sin embargo, 
hay peces que mordisquean
los erosionados poros
de mis límites
y hay cangrejos que se cobijan
en las manos
de mis batallas.
Y allí quieta, 
la estatua desde su fondo,
a la vez calla y canta: 
el presente es eterno, 
siempre es hoy,
no existe el ayer
ni el mañana.
domingo 0 comentarios

Si me dieran a elegir (otro apunte para una canción)


Imaen: Alen Kopera.

(Imaginesé cantada por Tom Waits)

Si me dieran a elegir
entre los días que pasaron
y los que están por venir,     
quizás elegiría
la noche de un día
que duró varios años,
o aquellos años
que duraron apenas un día,
o aquella piel y aquella saliva,
y aquella complicidad
entre miradas compartidas.
Si me dieran a elegir
entre el recuerdo de un sueño
y el olvido de vivir,
quizás elegiría
tu cara mojada por la lluvia
recién caída
o aquel día que duró
apenas un abrazo,
o aquellos pasos sin rumbo 
que rompieron caminos 
en mil pedazos.
Si me dieran a elegir
entre un fin y otro fin
quizás elegiría aquel día
que duro sólo un rato
o aquellos ojos que resultaron
tan llenos de atajos.
Si me dieran a elegir
entre los días que pasaron
y los que están por venir     
elegiría sin dudarlo
aquella noche de un día
que duró varios años.
sábado 0 comentarios

Apunte para una canción de otoño

Imagen: Alen Kopera.



Que la vida sea como la savia del árbol,
que vence la gravedad en primavera
y que en otoño se retira humilde
al abrigo de la tierra.
Que sea también así el poema
como la vida que va por el tronco
para sustentar cada rama
y curar cada herida,
y hacer más cálida
cada espera.
Que como la savia del árbol
la vida sea.
lunes 0 comentarios

Hay días débilmente días


Imagen: Roy Lichtenstein, Grrrrrrrrrrr!! (1965)


Hay días
en los que el mundo
amanece dado la vuelta,
como trajes sin sus cuerpos,
con etiquetas ondeando
como banderas
en la espalda de los sueños.
Esos días ¿no sería mejor
andar cabeza abajo
desordenando las nubes
con los pies?
¿no sería mejor
tener la rabia como marca
con su logotipo dibujado
en el pecho?
Hay días
en los que habría que saltarse
todos los semáforos en rojo
(Adventencia a los lectores
no habituales de poesía:
esto es sólo una metáfora).
Hay días
como sombras en la noche,
como lluvia
en el fondo del océano,
como luz
en la luz de un desierto.
Hay días
débilmente días.
0 comentarios

Aliados de expresión

Pequeño baúl de libretas

Llevar una libreta y tomar notas frecuentemente,  notas que acaban siendo semillas de poemas, o argumentos, o nada, es una costumbre que he mantenido intacta desde hace muchos años.  A esa libreta -que ya es una colección de libretas guardadas en un pequeño baúl, con los años anotados en sus lomos- concedí, sin apenas darme cuenta, un poder muy especial: mantener enfocada de vez en cuando mi atención en la energía que me llegaba desde el entorno y desde mí mismo, y ser espacio de encuentro entre las dos, captar cómo en ese espacio se transformaban las emociones en pensamientos y en sentimientos, y expresarlas con trazos hechos de palabras sobre un papel. 
Llevar junto a la libreta una cámara para hacer fotos frecuentemente. Y observar que mi mirar se pone entonces en una disposición especial para captar encuadres,  formas y planos, colores y sombras. También, de vez en cuando, llevar una pequeña caja de acuarela y jugar a pintar.
Una libreta y una cámara; y a veces, junto a ellas, una caja de acuarelas: qué grandes aliados de expresión han resultado para mí: sencillos, fieles, eficaces. Sin ninguna pretensión. Con la única intención de expresar. Intención cada día más consciente. Intención de simplemente ser.
jueves 0 comentarios

Sobre Greta Thunberg


LA PALABRA ‘SOBREACTUACIÓN' ES DEMASIADO ABSTRACTA PARA CUALQUIER PERSONA CON TEA. 

Llevo años trabajando en talleres de expresión con personas con TEA (Trastornos del Espectro del Autismo). En todos esos años, mis objetivos han estado centrados en facilitar la expresión de las personas con TEA a través de técnicas artísticas.  Desde esa experiencia: Greta Thunberg dice lo que siente. 
Una forma clara de expresar lo que es el autismo sería decir: autismo: sin puentes: sin metáforas. Las personas con TEA son mentes concretas, no saben de dobles sentidos, no saben mentir. Aunque quienes trabajamos día a día con ellas sabemos que no encajan en generalizaciones, diré una: sus mentes son lo más opuesto a la mente de un político: las personas  con TEA sólo saben decir la verdad. Es su única táctica, su única estrategia. Caiga quien caiga.  
También tienen unos niveles muy bajos de empatía, lo que se traduce en que le da más o menos igual estar frente al presidente de estadosunidos como frente al presidentedelagalaxia. Un desprecio del presidente de la galaxia tendría pocas posibilidades de ser percibido ni sentido por Greta Thunberg: dice la verdad de lo que siente y piensa, y le da igual quien sea o el organismo o institución en donde hable. Es más, me atrevería a decir -si es como se afirma, que Greta Thunberg es Asperger- que no puede llegar a entender que significa la palabra ‘sobreactuación’, por mucho que los medios la repitan. Es un palabra demasiado abstracta para cualquier persona con TEA. A Greta Thunberg no le queda más remedio que decir la verdad de lo que siente. Y es muy probable que sea cierto que no tenga otra elección que actuar hasta el final. Y la acompañaremos. "¿Cómo se atreven?"
miércoles 0 comentarios

Un poema es un suceso


Imagen: poesía germinal, Chiara Sgaramella.

Un poema es un suceso,
no un objeto.
Es algo que ocurre dentro 
o no es nada.
Un poema es un suceso interno,
a veces una emoción, 
a veces un pensamiento,
o un acto de intuición
que atraviesa con un ritmo
el silencio.
Sin embargo,
a pesar de ser un suceso,
un poema no puede ser hecho:
es el poema el que nos hace
y nos abarca, 
y nos patea o nos abraza
a pesar nuestro.
martes 0 comentarios

Remolinos

Imagen: Vladimir Kush.




Como un remolino que se agota
en la corriente de un río:
de pronto deja de ser, 
disuelve su forma
y sigue el curso del agua indiferenciado, 
disuelto para siempre
en el tiempo;
remolinos en un río
son nuestros cuerpos,
y también nuestros pensamientos
y toda nuestra energía,
remolinos de relatos y de silencios,
remolinos de emociones y de valores,
de sentimientos y de miedos,
remolinos de certezas y de dudas,
de sombras y luces modeladas
por los  reflejos cambiantes del cielo;
remolinos en un río son nuestros deseos
y también nuestros sueños,
remolinos que se agotan en una corriente
que la vida arrastra
hasta un mar que desconocemos.
sábado 0 comentarios

Formas y significados


Imagen: Hirothosi Itoh

Nuestros ojos esperan formas
como nuestros pensamientos esperan significados,
como el cielo espera a la nube
o como el aire espera al rayo,
esperan formas que limiten la luz que somos,
significados que llenen tanta sed
acumulada en los párpados.
También nuestras manos esperan formas
que se adapten a nuestro tacto,
y nuestros brazos cuerpos que quepan
en cada uno de nuestros abrazos.
Si juntáramos todos los ojos del mundo,
si juntáramos todos los pensamientos 
y también todas las manos
y todos los abrazos, 
si los juntáramos aunque fuera sólo un rato,
¿hallaríamos todas las formas
 hasta dejar el vacío intacto?
¿coseríamos entre sí sin dejar huecos
 todos los significados
hasta dejar el silencio intacto?
Nuestros pensamientos esperan formas
como nuestros ojos esperan significados.
domingo 0 comentarios

Bastaría ser

Imagen: Autoría desconocida.

 

Bastaría ser conscientes de la lentitud
con que la vida se convierte en piedra,
o entender cómo la luz crea átomos,
elementos y células, e inteligencia; 
tan sólo entender cómo se forma 
una brizna de hierba, o cómo
se deshace un sonido hasta ser 
indiferenciable de lo que le rodea.
Bastaría ser conscientes
de una parte muy pequeña, bastaría
para que la geometría de la vida
nos catapultara hasta las estrellas.

Bastaría ser conscientes de la lentitud.
Bastaría ser conscientes.
Bastaría ser.
Bastaría. 
Pero qué importa decirlo. Qué importa.
A menudo resulta demasiado densa
nuestra presencia.
0 comentarios

Sólo palabras. Y no.

Imagen: Sara Gray.

Las palabras son nubes, van y vienen,
se dejan caer como lluvia sobre la página;
son tinta diluida, charcas que reflejan
sombras del pensamiento,
Y no.

Las palabras son tijeras: recortan lo que vemos,
contornos de espacios vacíos o llenos;
vacíos que adoptan
la forma de nuestros silencios.
Y no.
Las palabras son agujeros en la piel que nos separa,
remiendos en los párpados,
hilos que enhebran collares de esperanzas,
toboganes que conducen con vértigo
hacia dentro.
Y no.
Las palabras son ojos que palpan
lo que no puede ser tocado;
son huellas que marcan recorridos
en la arena de los labios.
Y no.
Las palabras son sólo palabras.
Y no.
sábado 0 comentarios

En vez de poner alas a las palabras

Imagen: Escultura (cerámica) de Johnson Tsang.


En vez de poner alas a las palabras
y hacerlas transparentes
para que en su fondo puedan verse
los barcos hundidos 
y los peces que avanzan contra la corriente;
en vez de poner alas,  ponemos cepos y trampas,
y añadimos tizones encendidos a su fuego,
o soplamos a su viento con un filo de navajas.
 En vez de poner alas a las palabras
para que marquen el camino
y ahuequen los silencios
en los que quepa la esperanza,
ponemos velos sobre los velos superpuestos,
y añadimos venenos a sus anclas oxidadas.
En vez de poner alas a las palabras,
las encerramos en sus jaulas doradas
y les ponemos su comida de adjetivos
y les pedimos que nos canten,
y les ponemos rota su agua.
lunes 0 comentarios

Hu-Manos

Imagen: Denis Sarazhin.



Abiertas hacia arriba,
bondadosas y receptivas,
o abiertas hacia abajo, 
precavidas y tanteadoras,
o cerradas, como puños
llenos de fuerza o de misterio,

las manos nos resumen, 

son semilla y son arado,
como la rueda es el néctar
del movimiento, las manos
son síntesis,
son esencia de los hu-
manos.

 
;